• Adonis Reynoso

El país pisa hoy el campo minado del Covid-19


Dos meses después de un régimen de restricciones en la movilidad social y en las actividades económicas pa­ra contrarrestar el impacto del nuevo coronavirus, el país entra hoy a la primera de cuatro fases para retor­nar de manera gradual a la normalidad, y pese a que en la víspera se alcanzó la se­gunda mayor cantidad de contagios por Covid-19 en un día, con un total de 498.

En lo que el presidente Danilo Medina denominó “convivir con el COVID-19 de forma segura” durante una alocución el pasado do­mingo, la desescalada pau­latina permitirá operar des­de hoy parcialmente a las empresas de acuerdo a su tamaño y al número de em­pleados.

Las microempresas con hasta 10 empleados po­drán hacerlo con cinco, las pequeñas con entre 10 y 50 deberán tener un míni­mo 10 personas y no más del 50% de sus empleados, mientras las empresas me­dianas y grandes estarán li­mitadas al 25% del personal en la primera fase.

El sector público comen­zará a laborar con el 50% del personal, pero sus incum­bentes podrán incrementar ese porcentaje de acuerdo a las necesidades, mientras el sistema de transporte esta­tal conformado por el Metro, Teleférico y las unidades de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OM­SA) ofrecerán el servicio tam­bién en horario limitado y con estrictas medidas de dis­tanciamiento físico.


Afinando

Cabinas del Teleférico y varios vagones del Metro salieron ayer a los cables y rieles a modo de calenta­miento, luego de alrededor de dos meses sin actividad.

La decisión de que so­lo opere el transporte pú­blico estatal ha disgustado a transportistas tradiciona­les y ayer el presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones del Trans­porte (Conatra), Antonio Marte, advirtió al gobierno que los choferes no sopor­tan 15 días más sin brindar el servicio.

Quienes regresen hoy a sus empleos enfrentarán el inconveniente de que el Me­tro y el Teleférico funcionan en Santo Domingo, entretan­to la OMSA hasta ahora solo ofrece servicio de transporte en la capital, Santiago y Ba­rahona.


La decisión del gobierno de abrir paulatinamente la economía ha sido respaldada por dirigentes políticos, co­merciantes y el Consejo Na­cional de la Empresa Privada (Conep), gremio que se de­claró listo para asumir el reto de la reapertura, aunque pi­dió al gobierno definir cuáles serán los protocolos que de­ben seguir las empresas para retomar sus operaciones.

“Eso va a permitir, no so­lamente a las empresas, sino a la ciudadanía en general, acogerse a las medidas y re­comendaciones que se están estableciendo”, expuso César Dargam, vicepresidente eje­cutivo del Conep.


En medio de esta pande­mia que ha contagiado a 4,5 millones de personas y mata­do a más de 316,000 en 195 países o territorios, empresas e instituciones se vieron pre­cisadas a modificar sus esque­mas de trabajo para adaptar­se a la atípica realidad que imponía el confinamiento.

La desescalada que inicia hoy enfrenta el reto de que la población acoja las medidas de distanciamiento social, ahora con mayor libertad de desplazamiento, lo que ha si­do difícil en 60 días del esta­do de emergencia estableci­do para frenar la pandemia.


Violaciones

Las violaciones al toque de queda y a las medidas restric­tivas impuestas por las auto­ridades han sido constantes, con episodios como el ocurri­do en la provincia Puerto Pla­ta, donde a finales del pasado mes el peregrino Migdomio Adames movilizó a miles de personas para implantar una cruz en la playa de esa locali­dad, tras argumentar que re­cibió un mensaje de Dios de que así se detendría la pan­demia.

El toque de queda, que ini­cialmente se extendió desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana del día si­guiente, ahora es 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana, de lunes a sábado, y los do­mingos de 5:00 de la tarde a 5:00 de la mañana.


Desde que se informó sobre la primera muerte por Co­vid-19 el pasado 16 de mar­zo, una dominicana de 47 años de edad que vino al país desde España, la pande­mia ha dejado en República Dominicana 441 muertes y 13,223 casos confirmados.

El gobierno del presidente Medina dio indicios desde la semana pasada de que con­templaba una reapertura de la economía, al sostener re­uniones con empresarios, sin­dicatos y otros sectores socia­les para consultarles de sus planes.

En su discurso del pasado domingo, el presidente Me­dina, a quien el Congreso Na­cional le aprobó 15 días más para el Estado de Emergen­cia que concluye el 1° de ju­nio, enfatizó que entre una fase y la siguiente para la re­apertura gradual nunca ha­brá menos de 14 días, tiem­po suficiente para observar el desarrollo de la fase ante­rior y su impacto en la crisis sanitaria. “Es decir, si la fa­se 1 no se cumple con res­ponsabilidad, no podremos pasar a la fase 2”, añadió el mandatario.


Los temores de que la des­escalada provoque un rebro­te de la enfermedad, como ha ocurrido en otras nacio­nes, sigue latente. El ministro de Salud Pública, Rafael Sán­chez Cárdenas, quien día tras día carga con la responsabili­dad de informar sobre el cur­so de la pandemia en el país, advirtió el pasado lunes que la reapertura gradual de la economía es “un desafío para toda la sociedad”.

“La demanda sobre el sis­tema de salud será mucho mayor e igualmente el pro­ceso de intervención”, afir­mó el funcionario durante la lectura del boletín núme­ro 60 de Salud Pública so­bre el coronavirus.


Y aunque el relajamiento de las restricciones anunciado el pasado domingo por el je­fe de Estado comienza oficial­mente hoy, ya desde el lunes diversos comercios comenza­ron a abrir sus puertas en una desescalada antes de tiempo, pese a que en su alocución Medina advirtió que el Go­bierno será estricto en su apli­cación.

“Las autoridades también tie­nen instrucciones estrictas de vigilar permanentemente y actuar con rigor en caso de incumplimiento de las medi­das establecidas, pudiendo llegar a arrestar a los infrac­tores y cerrar los estableci­mientos con autorización pa­ra operar, que no cumplan con las medidas de distancia­miento social e higiene”, indi­có el gobernante.


FASES

Primera.

La Comisión de Alto Ni­vel para la Prevención y el Control del Coronavi­rus informó anoche que las barberías, salones de belleza y consultorios médicos, podrán reto­mar actividades pero de­berá ser por citas.

Segunda.

Los comercios en cen­tros comerciales, el transporte colectivo pri­vado de pasajeros y jue­gos de azar, exceptuan­do los casinos, podrán comenzar a operar en esta segunda fase. Tam­bién los servicios religio­sos los domingos.


Tres y cuatro.

En la fase 3, los servicios religiosos podrán reali­zarse tres veces por se­mana y, en la 4, todas las empresas reanuda­rán sus labores al 100%.

FUENTE: listindiario.com

0 vistas

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon

Tu Prensa Libre, Corp.

P.O. Box 830911

Ocala, FL 34483

352-610-7777  

laprensalibre@gmail.com

© 2019 by Tú Prensa Libre, Corp.