• Adonis Reynoso

La gente retoma sus actividades pese a declaratoria de emergencia


Poco tiempo duró el silencio en las calles del Gran Santo Domingo. Aunque nunca se detuvo como tal, tras pasar al­gunos días donde la tranquili­dad y la ausencia de ruido pre­dominaban en sus calles sin importar el horario, las perso­nas han retomado sus activi­dades y esto se observa en el tránsito, los comercios e inclu­so en los espacios públicos de recreación.

A cinco días de cumplirse el mes de que el presidente Da­nilo Medina declaró el estado de emergencia y con este las medidas que mantienen li­mitado la libre circulación, las personas continúan despla­zándose por la ciudad, algu­nos por necesidad, otros por recreación.

El día para todos, apegán­dose al toque de queda, inicia a las 6:00 de la mañana, para esa hora ya decenas personas hacen filas en las principales paradas de transporte público (carritos, guaguas, motores), siendo este el único medio pa­ra moverse en caso de no te­ner vehículo propio.

Pasada una hora, se obser­va como en los alrededores de las sucursales de bancos (aun cerradas) comienzan a for­marse filas de personas, que entre guantes, mascarillas y menos de un metro de distan­cia, se protegen a la espera de que abran.

Caso similar, pero sin la or­ganización de los bancos, ocu­rre de los mercados ubicados  en distintos puntos del Gran Santo Domingo, que desde esa hora las personas dicen presente para comprar y ven­der toda clase de productos, pero no siempre con las medi­das de seguridad sanitaria re­comendadas.

Un recorrido realizado por un equipo de este me­dio, permitió constatar que en los mercados las medi­das sanitarias y de distancia­miento social son precarias, tomando como ejemplo que algunos consumidores no toman las precauciones pa­ra protegerse, mientras que los vendedores colocan sus productos en lugares de du­dable higiene.

Al cuestionar a algunas personas que se encontraban allí sobre si estaban tomando las precauciones para cuidarse, estos le restaron importancia y prefirieron comentar el cambio precios de algunos productos.

Natasha González, una persona que se encontraba comprando comento que le sorprendió la bajada de precio de los plátanos.

“Antes un se encontraba que los plátanos los vendías aquí dentro a 20 y 21 pesos y ahora uno los consigue en 10 y 12, dependiendo la calidad. Pero hay cosas que le han aumentado el precio, como los guantes y mascarillas”, comentó.

Mientras el comercio funcionaba como viento en popa, las calles aledañas reflejaban lo mismo con el tránsito, tanto de personas como vehículos. Y es que la cantidad movimiento de estos se mantuvo en un ritmo constante y elevado, llegando inclusive a generar algunos entaponamientos, al menos hasta el mediodía, cuando los mercados cerraron.

A pesar de que la circulación de vehículos por esas zonas y por resto de la ciudad es inferior, comparativamente con un día regular sin las medidas de emergencia por el COVID-19, la cantidad de personas desplazándose va en contra de todos los protocolos dictados desde el Ministerio de Salud Pública.


Transporte público

De igual manera se iban llenos los vehículos de transporte público, en varias de sus paradas, donde se observó como las personas subían a estos de forma desesperada y amontonándose, al ser la única alternativa.

“Con el metro y el teleférico yo gastaba solo 20 pesos, ahora gastó cerca de 100 luego de que el Gobierno los cerró”, se quejaba Luisa Abreu, cajera de un supermercado mientras conversaba en un carro público con un reporte de Listín Diario.

Caso contrario era la de otra pasajera, que prefirió no decir su nombre, que junto con su hijo y una pelota dijo que iban a un parque “a jugar”.

Así como esta mujer, decenas de personas han optado ignoras las recomendaciones de las autoridades e instalarse en parques y lugares de esparcimiento público, para sentarse, tomar un trago o interactuar con conocidos.

Independientemente de las restricciones o limitaciones, la ciudad y sus habitantes se siguen moviendo y así se mantendrá.

FUENTE: listindiario.com

1 vista

Suscríbete a nuestro Newsletter

  • White Facebook Icon

Tu Prensa Libre, Corp.

P.O. Box 830911

Ocala, FL 34483

352-610-7777  

laprensalibre@gmail.com

© 2019 by Tú Prensa Libre, Corp.